Cómo evitar proveedores baratos que terminan desapareciendo

Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La competitividad es eso que hace que cada proveedor busque dar su mejor desempeño. Y para ello es necesario que se enfoque en distintos aspectos clave de la empresa.

Por ejemplo: la capacitación constante a su gente, vanguardia y mejora de productos,mejora de procesos internos, desarrollo e investigación de nuevas tendencias tecnológicas, hasta un acercamiento consultivo y de capacitación a clientes.

Así que para poder evaluar la calidad de un proveedor, te compartimos trucos básicos sobre cuáles son las variables que vas a revisar a profundidad.

La reputación del vendedor

 

 

Pide referencias y hazlo aunque te de vergüenza. Hay personas que no lo hacen porque temen ser invasivos, pero lo que ignoran es que esa es la primera vía para tener un acercamiento al servicio o producto que van a comprar.

Para que disminuyas el riesgo de decepciones con tu compra, revisa la trayectoria de la empresa que tienes en mente. Pero sobre todo, sus proyectos puestos en marcha.

Estos últimos suelen darte más pistas que casi cualquier variable.

Incluso puedes revisar uno o dos en específico y ver al detalle cómo funcionan. De ese modo tendrás afirmaciones para catalogar su servicio con mayor seguridad.

Una oficina o tienda física siempre cuentan

 

 

Eso de comprar con sólo contactar al vendedor vía telefónica ahorra tiempo y el tiempo es muy valioso. Así que tiene lógica.

Pero cuando estás empezando una relación comercial o es la primera vez que una empresa, ya se de luminarios o de postes solares, te cotiza un proyecto, será mejor que vayas hasta su oficina para que te asegures de que tienen un lugar dónde ubicarlos ante cualquier eventualidad.

Y si no vas, al menos que tengas la certeza de que existe para que vayas a la hora de una eventualidad que sea mejor resolver en persona.

El precio es importante, pero no lo es todo

 

 

¿Cuántas veces has terminado arrepintiéndote de haber invertido en un proyecto solo basándote en su costo?

Alguna vez seguro que sí. Posiblemente porque los resultados no se correspondieron con tus expectativas.

Así que toma en consideración el presupuesto, pero busca un equilibrio entre él, la calidad de los productos y la trayectoria del vendedor.

Cuídate de las decisiones impulsivas y de no evaluar todos los aspectos importantes. Recuerda que la mayoría de nuestras decisiones tienen su raíz en lo emocional, no en lo racional.

Por tanto, no te dejes emocionar solo por el precio porque, generalmente, entre más bajo sea este, mayor será la cantidad de fallas que la manufactura presente.

¿Cómo actúa un proveedor “barato” en caso de que fallen sus productos?

 

 

Muchos se convierten en auténticos magos con habilidades notables para desaparecer y escaparse de sus responsabilidades con el cliente.

Lo primero que suelen evitar son las llamadas telefónicas, así que no es extraño que en situaciones así el cliente se canse de llamar.

Sin embargo, hay otros que contestan las llamadas, pero a cada una le dan largas o le ponen pretextos para responder por las garantías.

Incluso cuando esta sea válida, existe probabilidad de 98% de que no te devuelvan tu capital, incluso después de haberte ofrecido eso como acuerdo inicial.

Con el fin de ilustrar esto mejor, veamos el siguiente ejemplo:

Imaginemos que alguien adquiere luminarias a muy bajo coste, supongamos luminarios LED chinos de 100w, con un costo promedio de $1550.00 + IVA por un total de 300 piezas.

El monto total de esa compra nos da un de $465,000.00 + IVA.

Ahora toma en cuenta que un 40% de los luminarios fallen antes de los 6 meses. Eso, trasladado a capital sería  $186,000.00.

¿Qué pasaría si el proveedor no te respalda con el cambio de dichos luminarios?

Pero peor aun, ¿ y si no te regresa el dinero de tu inversión?

Sigamos analizando más detalles de este ejemplo.

Y es que no solo falló este lote inicial, sino que pasados otros 4 meses falla otro 30%.

La cifra asusta porque en total un 70% del total ya habría presentado problemas en un lapso de 10 meses, lo que representaría una cifra total del $325,000.00 + IVA.

Estas cantidades suelen pertenecer a un proyecto mediano. Ahora solo piensa en qué pasaría con uno de mayores proporciones.

En estos casos, lo que corresponde es evaluar el impugnar por la vía legal contra la empresa proveedora para evidenciar la falta de seriedad de la empresa distribuidora.

El problema con esta “solución” es que puede conllevar años de procedimientos engorrosos.

Además, a la lista se sumaría que el proyecto sea fallido, la necesidad de invertir más dinero para solventar el problema, ya sea comprando luminarios de mejor calidad con otra empresa o, lamentablemente, si estás en medio de la cadena de venta entre un mayorista y un cliente, devolviéndole el dinero.

También debes tener en cuenta la mala reputación que podrías ganar con las personas encargadas del municipio, con la misma población o con la empresa que subcontrata.

Las necesidades de iluminación aumentan cada día. ¡Aprovéchalo!

Cada vez son más recurrentes las empresas que solo proveen productos sin antes educar al cliente.

Generalmente, el parámetro que se toma es el precio, tal como ya lo vimos párrafos atrás.

Esta es una mala idea porque cada vez más se requieren de soluciones en luminarios que contribuyan a ahorrar energía y a abaratar costos.

Por ello es importante tener claro que este abaratamiento no puede ser medido solo con el precio de la inversión, sino como parte de una estrategia a mediano y largo plazo.

Para ser sustentables, y hablamos de todos los giros, es fundamental que cuides tu propia imagen como empresa y tu reputación en el mercado, así ahorrarás

Ese es, sin duda, un ejemplo de empresa socialmente responsable que otros querrán seguir.

 

 

Por ello es importante tener claro que este abaratamiento no puede ser medido solo con el precio de la inversión, sino como parte de una estrategia a mediano y largo plazo.

Para ser sustentables, y hablamos de todos los giros, es fundamental que cuides tu propia imagen como empresa y tu reputación en el mercado, así ahorrarás

Ese es, sin duda, un ejemplo de empresa socialmente responsable que otros querrán seguir.

 

Share on whatsapp
Comparte
Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cambiemos
al mundo

Cambiemos al mundo

Más watts no son más luz

La forma común en que muchos piden cotizaciones de luminarios se ejemplifica con una pregunta como esta: “¿Manejas luminarios de 100 watts?”. Lamentablemente, en México

Read More »

Obtén una asesoría especializada
para tu proyecto.