Plantas solares flotantes

Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Ingenieros han diseñado e implementado plantas solares flotantes desde 2007. Nuestra demanda de electricidad es voraz y nos obliga a imaginar soluciones innovadoras para generarla, ¡incluso en donde no hay tierra!.

La mayoría de las plantas solares flotantes han sido instalados en presas hidroeléctricas, que ya cuentan con una infraestructura que facilita la transmisión a la red eléctrica.

¿Cómo funcionan las plantas solares flotantes?

Los paneles  solares se fijan a flotadores de plástico huecos que se unen para formar una balsa. Los cables de alimentación conectan los paneles a la planta en tierra para ser utilizada directamente en la planta de tratamiento.

Beneficios de una planta solar flotante

  • Resulta más ecológico instalarlos en una superficie expuesta, que talar árboles o usar la tierra.
  • Evitan el crecimiento dañino de algas.
  • Reducen la evaporación del agua; en territorios donde hay sequías, es una cualidad suficiente para invertir en esta tecnología.
  • Proporciona sombra a los peces y mantiene el agua fresca. El agua ayuda a mantener fríos los paneles y evita que pierdan eficiencia.

Retos de la planta solar flotante

  • Al ser una tecnología emergente y poco conocida, aún hay escasez de técnicos y proveedores capacitados, motivos por los cuales resulta mas caro de instalar.
  • Evitar el desplazamiento de los paneles. El anclaje es un reto mayor.
  • Al ser una tecnología muy reciente, no se tienen datos suficientes para comprobar los beneficios de esta tecnología.

Penetración de mercado

El suministro de energía con plantas solares flotantes esta en tendencia en el este asiático. Potencias como China y Japón apuestan fuertemente por la energía solar y tienen una disponibilidad limitada de tierra para ser cubierta con paneles solares.  El primer proyecto se hizo en Aichi Japón en 2007 por la compañía francesa  Ciel & Terre.

La planta más grande del mundo está construida en Anhui China. Entró en operaciones en 2019 aportando 70MWp capaz de abastecer a mas de 20,000 hogares.

En Estados Unidos la penetración es aún más lenta, en parte por la postura de su presidente, que se ha mostrado claro partidario del petróleo.

Sin embargo, se estima que hay una disponibilidad de 24,000 lagos y estanques con características aptas para proyectos solares flotantes en Estados Unidos. Se calcula un potencial para abastecer el 10% del la demanda energética actual.

Se han construido algunas pocas plantas en EU, como la planta de Sayreville ubicada al sur de Nueva York que genera 4.4MW.

Aunque es una tecnología muy nueva y no se tienen resultados comprobados sobre los beneficios, es sin duda una excelente opción.  Habrá que esperar unos años para verificar las hipótesis.

Share on whatsapp
Comparte
Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cambiemos
al mundo

Cambiemos al mundo

Obtén una asesoría especializada
para tu proyecto.