¿Qué pasa con las lámparas LED de $700.00?

Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Te has preguntado qué sucede cuando entregas un proyecto de alumbrado público donde preferiste luminarios más económicos y de baja calidad sin soporte técnico?

La idea de obtener mayor margen o cotizar productos mediocres para ganar un proyecto sin pensar en las repercusiones futuras es de todo menos inteligente.

En ocasiones los servidores públicos, no tienen claridad de qué marcas de LED son más eficaces y mucho menos cómo opera un luminario para alumbrado público.

Esto, además de querer algo muy económico sin conocer a fondo la seguridad de la correcta operatividad que ofrece cada componente deriva en malas decisiones de compra.

Para que exista un correcto funcionamiento en el suministro de lámparas LED, es importante definir primero cuál es el presupuesto con que se cuenta.

Sin duda, así podrás sacar mejor provecho de tus proyectos de alumbrado público y lograr que sean exitosos.

Lamentablemente, son muchas las ocasiones en que la brújula para decidir qué proveedor elegir se basa solamente en un precio.

Ni siquiera se evalúa a conciencia aspectos como la calidad de componentes o algo elemental como la reputación del proveedor en el mercado.

En el ámbito del alumbrado público con tecnología sustentable, existen luminarios con potencias de 60w con precios aproximados de $600.00 + IVA.

Pero también está la contraparte con luminarios de la misma potencia con marcas como General Electric que tienen un valor de hasta $12,000.00 + IVA.

¿Por qué existe una diferencia tan radical en los precios de los luminarios?

Los componentes en una lámpara de LED de calidad premium contienen en cada uno de sus ingredientes un prominente expertise de ingeniería idóneo para las adversidades y los altos niveles de exigencia.

De esa forma, resisten eventos como picos de voltaje, emisión de armónicos en la red eléctrica, climas extremos (lluvias o calor extremo), vandalismo, etc.

Estos eventos también deberían ser resistidos por los luminarios de gama muy económica.

Sin embargo, en su funcionamiento real en las calles, los luminarios de bajo coste tienen muchas fallas, algunas visibles fácilmente en la desarmonía de su fisionomía.

Por ello es importante que conozcas estos datos al respecto:

  • Los disipadores de calor mal dimensionados presentan un funcionamiento deficiente. Por ejemplo, los pequeños no soportan altas temperaturas. Además, algo con lo que no cuentan muchas personas es con los picos de voltaje, hecho que quema los luminarios con rapidez.
  • En los balastros de este tipo de luminarios también se maneja el multivoltaje 110 a 277v. Sin embargo, estos balastros, por no traer las medidas correctas de conexión, se queman. En cambio, una marca garantizada de este componente se fija en todos los detalles, como el cálculo de la potencia de los chips LED, empalmes, tipo de corriente de los leds, polaridad, solo por mencionar algunos aspectos.
  • Los chips LED no soportan altas temperaturas y se queman con facilidad. Por esa misma particularidad, estos no alcanzan lúmenes por watt eficientes. Aparte de esto, la norma mexicana pide en su decálogo que las lámparas extranjeras den un mínimo de 60 lúmenes por watt, capacidad que los fabricantes asiáticos se toman muy en serio, lo cual es una desventaja catastrófica para ahorrar energía y desmeritar el avance tecnológico al querer competir solo por el precio.

En la experiencia de Postesolares®, nos hemos encontrado que en las decisiones por parte de empresas, algunas incluso con muy buena reputación en el mercado, han optado por adquirir luminarios de esta manufactura.

Lo irónico y real del asunto es que después de 8 meses promedio nos dan cuenta que el proyecto falló.

Además, nos indican que el proveedor con quien hicieron la compra ya está vetado del estado, municipio o empresa.

Por este tipo de experiencias es que el mercado se empieza a fijar en los detalles para favorecer mejores compras.

Así también es como se aclara el panorama de porqué una marca ha generado buena reputación y es garantía de un correcto y buen funcionamiento. Entre ellas destacan marcas como General Electric, Cree, Eaton, Seoul. 

En resumen, si se reconoce la calidad de un buen luminario por medio de sus componentes, tendremos como resultado proyectos exitosos.

La diferencia la marcan países desarrollados como EUA o Alemania en donde cada período específico cambian su alumbrado empleando marcas reconocidas como Cree, Osram, Seoul con luminarios que cuestan alrededor de $14,000.00 + IVA.

La estrategia para un alumbrado se planifica desde el principio

Para tu próximo proyecto te sugerimos que te plantees la estrategia desde el inicio.

Y ello implica desde el presupuesto que se tiene para la partida del alumbrado, hasta el proveedor a elegir.

Nuestras recomendaciones principales son que te asesores con proveedores expertos en el ramo.

Pero también que revises a conciencia las marcas de cada componente con que trabajan sus luminarios.

Como todos sabemos el alumbrado es un aspecto que la comunidad toma muy en cuenta.

De hecho, los temas de seguridad cada vez son más demandados, por lo que es importante que tus proyectos de alumbrado no se apaguen a las semanas de haberlos entregado.

Tener proveedores responsables que respaldan tus promesas te permitirá dormir con la tranquilidad de saber que hiciste un buen trabajo.

Y eso, eso sí que no tiene precio.

Share on whatsapp
Comparte
Share on email
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cambiemos
al mundo

Cambiemos al mundo

Más watts no son más luz

La forma común en que muchos piden cotizaciones de luminarios se ejemplifica con una pregunta como esta: “¿Manejas luminarios de 100 watts?”. Lamentablemente, en México

Read More »

Obtén una asesoría especializada
para tu proyecto.